¿Cómo perder peso de forma segura?

La pérdida de peso y la búsqueda constante de una figura esbelta ha sido la razón de muchos métodos que han surgido para conseguirlo; no son realmente técnicas que hayan aparecido en la actualidad, sino que son métodos que el público ha tenido por muchos años para poder conseguir una figura acorde con los estándares de la época en que se vive. Muchos de los procedimientos que se llevan a cabo se basan en la alimentación, un factor muy importante no sólo para la pérdida de peso sino también para mantener un cuerpo sano. Son pocas las personas que colaboran con especialistas para asesorarles en este proceso y la técnica más sencilla es buscar en Internet dietas que ayuden a cumplir sus objetivos.

El problema de las dietas mágicas es que las recomendaciones se basan en mitos que no han tenido una evaluación nutricional o científica, a menudo contradiciendo los conocimientos ya verificados por una institución. Las dietas mágicas más populares son las que tienen como objetivo una rápida pérdida de peso, poniendo en peligro la salud de los individuos que siguen este tipo de procedimiento. Muchas veces la decisión de perder peso tiene que ver con la influencia de la sociedad y los medios de comunicación, ya que nos invaden las imágenes de personas con un cuerpo ideal. Esta presión social puede afectar y motivar a muchos a verse obligados a tomar la decisión de perder peso.

Para que la persona no ponga en peligro su vida con recomendaciones basadas en creencias y sin una justificación médica, debe acudir con especialistas que le orienten y le notifiquen sobre las opciones indicadas para la pérdida de peso. Cuando la persona, después de haber seguido una dieta y después de un ejercicio constante, no logra bajar de peso, una de las opciones más recomendadas será la cirugía, una de ellas es la manga gástrica. Recomendada para pacientes con dificultad para perder peso o aquellos que tienen un alto nivel de obesidad. Aunque es un procedimiento reciente, es un tratamiento que ha tenido mucho éxito.

La manga gástrica ha comenzado a ser una de las cirugías más demandadas ya que la mayoría de los pacientes logran una considerable pérdida de grasa. Hay pocas complicaciones dentro de esta cirugía, consecuencia de un mal cuidado o una mala cirugía. Complicaciones como sangrado excesivo, reacción adversa a la anestesia, infección o coágulos de sangre. Por eso es necesario acudir a médicos especializados en esta área. Aunque la recuperación es rápida, llevará tiempo comer los alimentos habituales. Las raciones son más pequeñas porque el tamaño del estómago se reduce y para que el estómago y el paciente se acostumbren, se debe seguir un plan dietético especial que comenzará con alimentos líquidos y luego progresará gradualmente.

Se aconseja a los pacientes que coman proteínas para prevenir deficiencias nutricionales y ayudar a la masa muscular. Además, las proteínas son buenas para el proceso postoperatorio.  Los líquidos son esenciales para mantener el cuerpo limpio, es necesario evitar los refrescos y la cafeína. Los suplementos de vitaminas y minerales nos ayudarán a prevenir las deficiencias. Otras recomendaciones son llevar una estructura en las comidas, donde se establezcan los horarios de las mismas, consumir alimentos tres veces al día y llevar un registro de los alimentos consumidos.

Debido a la popularidad de estos tratamientos, es importante que las clínicas y hospitales cuenten con Corposuite para que las actividades internas puedan ordenarse  y gestionarse de forma correcta, permitiendo brindarle así mejor atención a los pacientes. Un buen hospital no es aquel que te promete sólo cosas, sino aquel que ofrece resultados comprobables de pérdida de peso, excelente servicio y comunicación. Por ello, es importante que siempre se acuda con especialistas en el tema.